Cómo solicitar Préstamos Personales estando en ASNEF

préstamo personal estando en ASNEF

Todas las personas en algún momento de su vida suelen tener que recurrir a la financiación externa. El préstamo personal la opción más elegida cuando se trata de hacer frente a un imprevisto que te ha pillado sin liquidez, el pago de impuestos de una herencia, la compra de un coche o similar. Sin embargo, en estos casos puede surgir la duda sobre si es posible acceder a préstamos personales con ASNEF.

¿Qué es el ASNEF?

Es uno de los registros de impagados que existen en España, es decir, un listado de morosos. Sin embargo, algunos de estos registros no piden un mínimo para la inscripción, por lo que podrías figurar inscrito sencillamente por deberle 60 € a una compañía telefónica.

Los bancos y entidades de crédito consultan estos ficheros cuando un cliente acude a solicitar un crédito. Si la persona en cuestión está en ASNEF, las financieras pueden reservarse el derecho de aceptar las solicitudes de estos clientes.

¿Es posible obtener un préstamo personal estando en ASNEF?

No podemos darte una respuesta absoluta, la verdad es que depende de varios factores, entre ellos la cantidad por la que estés inscrito en un fichero de este tipo y la cuantía que le estés pidiendo a la entidad bancaria.

Probabilidad de obtención™

¿No estás seguro de que puedas acceder al producto que quieres? No te preocupes, con nuestra herramienta de probabilidad de obtención podrás saber cómo de probable es que te concedan ese producto financiero que estás buscando.

¡Compara en solo 2 min!

La finalidad última de los registros de morosos es que los bancos puedan consultar con ellos para obtener información sobre la solvencia de una persona. Sin embargo, el abuso de las inscripciones que se ha hecho en los últimos años (muchas empresas han inscrito a sus clientes deudores por cantidades ínfimas), ha hecho que este tipo de ficheros pierdan en cierta medida su utilidad.

Alcanza tu bienestar financiero. Suscríbete ya a la newsletter.

 

Esta situación hace que puedas obtener préstamos aunque estés en el ASNEF. La entidad a la que le has pedido el dinero comprobará no solo si estás inscrito, sino también la cuantía que ha dado lugar a la aparición de tu nombre en este registro.

Si resulta que le debes 200 € a la compañía de la luz, pero no tienes más deudas impagadas, tienes ingresos periódicos y no pides una cantidad de dinero demasiado alta, lo más probable es que no tengas problemas para conseguir préstamos personales con ASNEF.

Ahorra 128€ de media en tu Préstamo comparando en nuestro buscador

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

  • Solicita de 1.000 a 50.000 euros
  • Desde 1 año a 8 años
  • Desde 5% TAE
¡Compara Préstamos Personales: en solo 2 min!

En la mayoría de los casos esas pequeñas deudas que cualquiera puede tener no son realmente una muestra de que una persona sea o no solvente, por lo que esa información no se suele tener demasiado en cuenta. De hecho, tal y como os contábamos en el post de Cómo conseguir una hipoteca con ASNEF, incluso podríamos acceder a otro tipo de productos  financieros, no solo préstamos.

Muchas entidades tienen ya establecido un límite máximo para los préstamos personales con ASNEF. Si estás inscrito, pero por debajo del límite marcado por la entidad, podrás acceder a la financiación. Y, en caso de que te denieguen el préstamo, siempre puedes acudir a otra entidad. Compara diferentes préstamos personales y decide cuál es el más indicado para ti, no todos los bancos ni entidades de crédito son igual de exigentes. Además, incluso una misma entidad puede cambiar sus criterios en un momento dado y aceptar clientes que en otro momento no hubieran aceptado.

¡Simula gratis tu puntuación de crédito durante 7 días!

En monmia, no solo comparas créditos.
El 59% de los usuarios de monmia ya han calculado su mScore.

  • Calcula tu informe de crédito de 0 a 999
  • Comprueba qué productos se adaptan mejor a tu perfil
  • Entiende por fin cómo te ven los bancos.
SIGUIENTE