Cómo salir de las deudas con el método cascada

Cómo-salir-de-las-deudas-con-el-método-cascada

Si ya de por sí es difícil liquidar deudas, igual de complicado es no volver a caer en ellas. Existen multitud de métodos que nos indican cómo evitarlas y uno en especial, el método cascada suele ser el más efectivo si conseguimos preahorrar cada mes.

Ahorra 128€ de media en tu Préstamo comparando en nuestro buscador

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

  • Solicita de 1.000 a 50.000 euros
  • Desde 1 año a 8 años
  • Desde 5% TAE
¡Compara Préstamos Personales: en solo 2 min!

Salir de las deudas es complicado, pero no imposible. Además de no entrar en pánico, el truco radica en gestionar lo que debemos, saber negociar, obtener ingresos extra y ajustarnos para no contraer más deudas.

Existen multitud de métodos en donde podemos encontrar qué pasos dar para reducir la cantidad a deber. Desde el método tradicional, que prioriza los pagos según el interés más alto; el de bola de nieve, que se inclina por liquidar primero las deudas más pequeñas; o la técnica tsunami, que se centra en las obligaciones más molestas. Pero si estamos buscando cómo salir de las deudas y los anteriores métodos no encajan con nosotros, existe otro concepto que es el método cascada.

El método cascada

Este sistema se centra en priorizar los compromisos financieros de menor cuantía para que a medida que las deudas se vayan liberando, dedicar el dinero que preahorramos a saldar la siguiente y así hasta llegar a la más cuantiosa. Sirve para las personas que pueden ahorrar algo de dinero mensual. Estas son las pautas a seguir:

  1. Realiza una lista con las deudas en orden ascendente, de menor a mayor cuantía.
  2. Efectúa un cálculo del dinero que puedes ahorrar al mes para dedicarlo a pagar la primera deuda. Es posible que si haces una consulta, tu banco pueda asesorarte.
  3. Cuando saldes la primera deuda, usa el dinero que ya no dedicas en esa liquidación para la siguiente cantidad y así hasta llegar a la más cara.

Aplicado a la vida real, imagina a alguien que preahorra 300 euros al mes y tiene 30000 euros de deuda divididos, de menor a mayor volumen, en un préstamo personal, otro para el coche y otro para la casa. De esta manera, esos 300 euros los centrará al principio en el préstamo personal, y una vez saldado, seguirá con el coche hasta llegar a la hipoteca.

Comparador de Microcréditos

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

  • Solicita de 50 a 500 euros
  • Desde 1 mes a 3 meses
  • Desde 0% TAE
¡Compara en solo 2 min!

No tenemos que olvidar que el factor psicológico es clave, por lo que antes de desistir en liquidar deudas, compara los productos financieros que hay en el mercado y que pueden ayudarte a descubrir nuevas vías y no perder la paciencia ni el ánimo.

Por otra parte, si quieres calcular tu nivel de deuda y evaluar cuál es tu situación real, puedes calcular tu puntuación de crédito con mScore. Verás tu puntuación de 0 a 999, y esto te dará una idea cuál es tu nivel de endeudamiento, y si deberías tratar de mejorarlo.

¡Simula gratis tu puntuación de crédito durante 7 días!

En monmia, no solo comparas créditos.
El 59% de los usuarios de monmia ya han calculado su mScore.

  • Calcula tu informe de crédito de 0 a 999
  • Comprueba qué productos se adaptan mejor a tu perfil
  • Entiende por fin cómo te ven los bancos.
SIGUIENTE

Si quieres leer más sobre cómo reducir tu deuda, no te pierdas nuestra categoría específica en el blog:

https://comparador.monmia.es/mejorar-mis-finanzas/quiero-reducir-deuda/

Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.