Diferencias entre monedero electrónico y tarjeta de crédito

Diferencias entre monedero electrónico y tarjeta de crédito

Cuando se trata de pagar en un establecimiento comercial y hacerlo sin dinero físico tenemos la opción de la tarjeta de débito o crédito, pero también la del monedero electrónico (también llamado tarjeta prepago). Esta última modalidad es cada vez más elegida por la seguridad que ofrece. Hoy te contamos las diferencias entre el monedero electrónico y la tarjeta de crédito.

¿Qué es un monedero electrónico?

Aparentemente es lo mismo que una tarjeta de crédito y a la hora de pagar la usamos exactamente igual. La diferencia está en los fondos que usamos para pagar.

La tarjeta de crédito y la de débito están vinculadas directamente con nuestra cuenta corriente, pero la tarjeta monedero no. Opera como una tarjeta prepago, de modo que solo tiene el saldo que nosotros mismos hayamos puesto en ella. Esta es una de las principales diferencias entre el monedero electrónico y la tarjeta de crédito.

La tarjeta monedero virtual se puede recargar en cajeros automáticos, pero en muchos casos ya se puede hacer la recarga de forma instantánea con el móvil y la app del banco.

Monederos electrónicos más utilizados

Hoy en día es sencillo obtener una tarjeta monedero gratis. La mayoría de ellas están asociadas a Fintech, entidades bancarias que han apostado por ofrecer un servicio totalmente online. Esto implica que el usuario puede usar un monedero virtual sin necesidad de cambiar de banco.

El monedero electrónico permite hacer pagos en comercios, pero también sacar dinero de cajeros (en la mayoría de los casos sin cobrar comisión por ello), así como realizar cambios de divisa en el extranjero a tipos bastante competitivos.

Los servicios básicos se ofrecen normalmente de manera gratuita. Pero aquellos usuarios que quieren sacarle todavía más partido a la tarjeta y obtener más ventajas pueden tener que pagar una cuota mensual.

Algunos ejemplos de tarjetas monedero virtual son Revolut, N26 o Bnext. Pero también las entidades bancarias tradicionales tienen su propio monedero electrónico, como ocurre con la tarjeta virtual e-Cash de Banco Santander o la del Banco Sabadell.

Además, también existen ciertas entidades especializadas en el cambio de moneda que comercializan tarjetas multidivisa. No están asociadas a ninguna cuenta bancaria. Para añadirles saldo puedes hacer una transferencia a la plataforma desde la que se gestiona la tarjeta, y elegir la moneda que quieres agregar. Si estás buscando una tarjeta para viajar al extranjero, quizás te interese leer Los pros y contras de usar tarjetas de crédito en el extranjero.

Precauciones de uso del monedero electrónico

Asegúrate bien de leer todas las condiciones de contratación para ver qué servicios tienes de forma gratuita y cuáles no, y no te olvides de revisar periódicamente tu saldo para saber si tienes dinero suficiente para pagar tus compras. Y, por supuesto, nunca dejes la clave de esta tarjeta ni de la cuenta bancaria que tengas asociada a ella a nadie.

Si te apetece probar este producto y descubrir todas las ventajas de tener un monedero electrónico, lo mejor es que hagas una comparativa de este tipo de productos y descubras los más adecuados para ti.

Comparador de Tarjetas de Crédito

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

  • Solicita de 1.000 a 20.000 euros
  • Desde 1 año a 8 años
  • Desde 5% TAE
¡Comparador de Tarjetas de Crédito: en solo 2 min!

Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.