Banca privada: Qué es y a qué perfil de cliente puede venir bien

Banca privada: qué es

El sector bancario evoluciona y lo hace con productos y servicios que se amoldan mejor a cada perfil de cliente. En esta ocasión vamos a centrarnos en conocer un poco mejor qué es la banca privada, un fenómeno que ha estado creciendo en los últimos años. Vamos a analizar en qué consiste y a qué perfil de cliente puede venirle bien.

¡Compara! Ahorra tiempo y dinero

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

¡Compara en solo 2 min!

Banca privada: definición

Se trata de un sector dedicado a las necesidades especiales de atención e inversión que tienen las grandes fortunas.

Una de las principales diferencias entre la banca privada y la banca tradicional es que ofrece un servicio muy personalizado, existiendo una relación importante y estrecha entre el cliente y la entidad que le presta el servicio de planificación y gestión patrimonial.

Banca privada en España, ¿cualquiera puede ser cliente?

Durante años Suiza ha sido la capital de la banca privada, pero este sector está creciendo y se extiende también en nuestro país.

Para ser cliente de este tipo de entidades es necesario tener un patrimonio importante. De hecho, no son pocas las entidades que fijan un mínimo de capital por debajo del cual no ofrecen sus servicios. Esto implica que cualquiera no puede acceder a sus servicios.

¿Qué tipos de servicios se ofrecen?

La banca privada busca hacer una planificación patrimonial, financiera y fiscal de sus clientes; con una orientación intergeneracional y una gestión individualizada. Por eso sus servicios son muy variados.

  • Inversión en activos mobiliarios e inmobiliarios.
  • Amplia oferta de fondos de inversión.
  • Productos estructurados y SICAV.
  • Gestión patrimonial.
  • Planificación intergeneracional.
  • Opciones de inversión con más o menos riesgo.
  • Optimización fiscal del patrimonio.

Una de sus peculiaridades es que es un servicio altamente personalizado, por lo que un cliente con la suficiente capacidad económica podría obtener prácticamente cualquier servicio relacionado con la planificación y gestión de su patrimonio.

Un sector cada vez más digitalizado

Quienes disponen de un gran patrimonio también están optando ya por digitalizar su gestión. Así, a las entidades de banca privada no les ha quedado otro remedio que adaptarse a las nuevas tendencias ofreciendo una forma más digitalizada de trabajar a través de sus plataformas online.

La banca privada es en realidad una banca de clientes, en la que lo verdaderamente importante es conocer las necesidades del cliente y poder ofrecerle la solución más adecuada en cada momento. Ahí radica precisamente su éxito.

Cada vez son más las entidades que ofrecen este tipo de servicios, por lo que antes de decidirse entre una u otra es conveniente hacer una comparativa de banca privada y ver con más detalle qué ofrece cada entidad.

Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.