Cómo funcionan las subastas judiciales

Cómo-funcionan-las-subastas-judiciales-

La subasta judicial es la consecuencia directa de un procedimiento de ejecución hipotecaria. Así, las subastas judiciales son celebradas en los juzgados y en ellas se venden los bienes embargados a los deudores. Se tiene como objetivo conseguir dinero para poder satisfacer las deudas a los acreedores. Se encuentran reguladas en la Ley de Enjuiciamiento Civil y pueden ser objeto de la misma desde bienes inmuebles como un piso o un solar hasta bienes muebles como joyas, obras de arte o maquinaria. Hoy te contamos de manera general cómo funcionan las subastas judiciales paso a paso.

¿Cómo funciona la subasta judicial?

La subasta está presidida por el secretario judicial, quien será el encargado de leer los bienes que van a ser objeto de la subasta. A continuación, se anuncia el bien o el lote de bienes y el precio se tiene de salida. Es importante decir que el precio de salida es el que se estima que debería, como mínimo, conseguirse para poder satisfacer las deudas de los acreedores.

El bien o el lote de bienes subastado será adjudicado al mejor postor cuando la oferta sea de, al menos, el 70% del precio en bienes inmuebles o el 50% del precio en bienes muebles. Sin embargo, si no llegara a estos porcentajes, el ejecutado —persona cuyos bienes se están subastando— tendrá un plazo de 10 días para presentar a otra persona que mejore la oferta. Si esto no ocurriera, entonces será el ejecutante —quien subasta los bienes— quien tendrá un plazo de 5 días para ofrecer un precio mejor. Aun así, es posible que no se encuentre ningún postor mejor. En ese caso el lote de bienes será adjudicado al postor que haga una oferta superior a un 50% del precio en bienes inmuebles o un 30% del precio en bienes muebles.

En todo caso, el comprador dispondrá de un plazo de 40 días si son bienes inmuebles y de 10 días si son bienes inmuebles para realizar el pago.

Cualquier persona puede participar en la subasta judicial. Para ello puede personarse directamente en el juzgado o realizar su oferta por escrito.

Subastas judiciales electrónicas

El portal de subastas más utilizado es el Portal de Subastas BOE, el cual contiene subastas online de bienes de empresas que se encuentran en concurso de acreedores. Además, accediendo a la página web del BOE podrás participar en las subastas electrónicas que más te interesen. Las subastas están categorizadas en distintos apartados según los bienes que se estén subastando. Además, allí encontrarás la información más detallada y actualizada sobre cómo funcionan las subastas judiciales.

Las subastas judiciales de coches se encuentran entre las más populares, seguidas de cerca por las de inmuebles. Obviamente es una manera de adquirir un vehículo o vivienda por un precio moderado. Un 30% de media más barato que su precio habitual, para ser exactos. En cuanto a las subastas de viviendas, se ha visto un claro repunte durante los últimos años. Esto se debe, principalmente al encarecimiento del precio estándar de las mismas en el mercado y la facilidad para acceder a las pujas de manera electrónica.

Invertir en una subasta puede ser un método de inversión o de ahorro en la adquisición de tu vivienda o vehículo. No obstante, aconsejamos prudencia y planificación, como a la hora de llevar a cabo cualquier otra acción financiera.

Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.